OBJETIVO GENERAL DEL CURSO:

Curso teórico-práctico donde los participantes exploran las relaciones entre lenguaje, identidad y educación.

El orientador educativo utiliza la expresión artística y el manejo de la creatividad como técnicas y herramientas psicopedagógicas para ayudar a los aprendices en su proceso de aprendizaje con el fin de equilibrar su bienestar mente-cuerpo-espíritu y mejorar su educación. Se requiere especializarse en esta área, sin embargo, dentro de esta preespecialidad, el pedagogo puede empezar a tener sus primeras experiencias y conocer sus bases.

El orientador en formación necesita trabajar primero consigo mismo antes de pretender poder orientar a otras personas. Es por ello que en este primer curso se hará una reflexión personal profunda con base en fundamentos teórico-metodológicos y vivenciar una serie de procedimientos, técnicas y estrategias que ayudan a lograr este objetivo.

En este curso se brinda un panorama general del quehacer del orientador familiar con la familia a través de los fundamentos teórico-metodológicos propios de la especialidad combinados con experiencias de sus procedimientos, técnicas, instrumentos, herramientas y estrategias de intervención.